La práctica del Derecho en Costa Rica: Innovación frente a dogmas

La práctica del derecho en la era digital

Que esta profesión aguante el embate de los tiempos porque aferrada a leyes y códigos, no vamos muy largo.

Por Pedro Oller

San Ivo no existe. Es sólo un fragmento de la imaginación religiosa de un gremio que no tiene santo, porque santos no asisten en la práctica de la profesión. Sin embargo, me han pedido hacer una suerte de homilía atea en torno al Santo que celebramos casi seguramente, de forma exclusiva, quienes ostentamos carné en Costa Rica. Y la verdad, es que hoy es tan buen día como cualquiera.

Como soy de formación católica, me aventuro a la intercesión de los Santos. San Ivo incluido. A él le pido que esta profesión aguante el embate de los tiempos porque aferrada a leyes y códigos, no vamos muy largo.

A San Ivo le pido también que los clientes nos sigan buscando y no por ellos que encuentren la verdad y la justicia. Principios que deberían ser convergentes pero que, sólo los abogados sabemos cuanto riñen. Trabajemos juntos. San Ivo te lo pedimos por favor.

A San Ivo le pido que la ética no sea un tema de santos ni de diablos, sino que alguien al medio la alcance para dictar justicia. Ojalá sin dictar nuevas reglas.

A San Ivo le pido que se revalide el interés por ejercer la profesión. No sólo por estudiarla.

Que los “millennials” entiendan que aquí también hay tierra propicia para sembrar, para crecer.

Habiendo dicho eso, a San Ivo le pido que tengamos la enorme capacidad de reinventarnos. Más allá de las leyes y reglamentos pero, como jueces, mucho menos de las percepciones y complementos. No está el juez ni el magistrado para dar ni para quitar, está para decidir conforme a la ley. Como abogados, para buscar reinventarnos y buscar como en medio del barullo de información que nos agobia.

A San Ivo le pido que quien se fue del Poder Judicial guarde también la entereza que se esperaba cuando le leen afuera. Es de ley eso de la Magdalena, estando adentro y estando afuera. Ojalá, por San Ivo, lo entienda.

A San Ivo le pido que en este país se ocupen por temas que saquen de la modorra a los que acusan como a los que deciden. Está muy bien encontrar al homicida y al violador. Cuando uno acusa. También está muy bien encontrar al plagiador y al que roba datos. Cuando uno duda.

A San Ivo es que entonces le pido abrir mentes y hacer el milagro de que todos reciban la buena nueva de que no vivimos en sus épocas ni en sus intereses. Si el Poder Judicial cumple la máxima constitucional, le estoy entonces a San Ivo agradecido por aguantarlo.

Cuando un Magistrado de la Sala Tercera entienda que Twitter le reclama por sus publicaciones. San Ivo ha obrado.

Cuando un Juez reclame por los tiempos de ley. San Ivo ha obrado.

Cuando la Corte tome en serio la discriminación sexual que se da hacia la comunidad LGBT. San Ivo ha obrado.

Cuando la Corte entienda que en nada avanza haciendo lo mismo. San Ivo ha obrado.

Si además la ilumina para abrazar la minería de datos que tienen en casa. San Ivo ha sido generoso.

Cuando la Corte de vuelta a la pirámide. San Ivo ha obrado.

Mientras tanto, doy gracias por San Ivo a quien sigo rezando.

Comments

Be the first to post a comment.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*