Implemente el teletrabajo en la empresa partiendo de reglas claras

condiciones para implementar la práctica del teletrabajo

Por Carlos Arias

¿Planea incorporar el teletrabajo en su empresa? Le invitamos a que, antes de iniciar con esta práctica tenga en cuenta estas consideraciones. En nuestro país no existe legislación que aborde el tema, por lo que corresponde a empresas y patronos definir los términos y condiciones bajo las cuales se otorgará este “beneficio”.

Si usted ya puso en marcha un plan de teletrabajo o está valorando implementar esta figura, tenga en consideración los siguientes consejos:

  1. ¡Es de carácter voluntario! Cualquier colaborador que desee acogerse a la modalidad de teletrabajo deberá acceder a ésta de forma voluntaria. Además, esta modalidad es reversible, pues si una vez que se está tele-trabajando, por alguna razón, el colaborador no se siente cómodo o capaz de continuar, podrá reincorporarse a laborar de forma presencial.
  2. Flexibilidad: La distancia es la principal razón de ser de esta nueva forma de empleo, ya que las labores propias del cargo se ejecutan fuera de las instalaciones de la empresa. Sin embargo, quien se somete a esta figura espera cambios más allá del lugar de trabajo, que impliquen modificaciones en procesos para el cumplimiento de sus funciones, flexibilización de horarios, entre otros.
  3. Mecanismos de regulación: El teletrabajo no es solo trabajo realizado fuera de la sede de la empresa, es trabajo a distancia haciendo uso intensivo de las técnicas informáticas y de telecomunicaciones. Por  ello, antes de su implementación habrá que valorar los mecanismos idóneos que utilizará la empresa para comunicarse, transmitir instrucciones, controlar o fiscalizar a sus trabajadores, entre otros.
  4. Requisitos: Antes de implementar el teletrabajo es importante que la empresa conozca los recursos/activos disponibles que pondrá a disposición de los colaboradores, para someterse a esta modalidad de trabajo. En este sentido, debe tenerse claro quién suministrará o cancelará equipos tecnológicos y de comunicación, materiales, servicio de Internet, etc. También debe definir cuáles otros requisitos se cumplirán en cuanto a acondicionamiento de un área física para quien aplique el teletrabajo.
  5. Documentación: Prepare y divulgue un reglamento o política interna que regule ampliamente esta figura, previendo supuestos que pueden surgir durante su implementación. Esta política puede contener referencia expresa a estos elementos:
    • departamentos, puestos y trabajadores elegibles (perfil o requisitos),
    • determinación de cantidad de días autorizados para teletrabajo, lugares u horas habilitados para estos propósitos,
    • referencia a invariabilidad de obligaciones y responsabilidades laborales: salario, jornada, beneficios y respeto a demás políticas internas,
    • establecer mecanismos de evaluación y revisión del programa, con indicación de su frecuencia y las personas responsables de esta tarea
    • requisitos de salud ocupacional,
    • manejo de información confidencial y/o propiedad intelectual,
    • mecanismos de comunicación empresa-trabajador,
    • causales de suspensión del programa y sus consecuencias.
  6. Divulgación e implementación: En razón del carácter voluntario de esta modalidad de trabajo, cuando la empresa se encuentre preparada para su implementación deberá divulgar el programa a lo interno, seleccionar a los teletrabajadores (entre aquellos que se ofrecieron) de forma objetiva, y suscribir con los beneficiarios del plan acuerdos o adendas al contrato de trabajo que delimiten esta nueva práctica.

Comments

Be the first to post a comment.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*